Caracolas en las Nubes

Para un Universo Azul


Esto es un blog de nocuentos pero

Podría parecerse a uno de esos de cuento.

Y contar, cuenta.

Cuando aparece la luna y susurra.

8 de marzo de 2020

Todas las lunas tienen nombre de Mujer

Luna de Liza Falzon

Qamar tiene nombre de mujer: Luna. En toda su inmensidad, en todos sus estadios, en toda su esencia. Desde su atalaya celestial ha contemplado, en aparente silencio, a los ancestros de los ancestros, desde la primera mota de vida que cubrió el Planeta Azul y, seguramente, resistirá a la última. Desde su nacimiento ha sido Ser cómplice y observador de los deseos y pensamientos de los humanos, de los fructíferos e infructuosos pasos que todas las especies han dado a lo largo de su existencia.
Hay días que se rebela, que en su majestuosa grandeza se siente pequeña e incluso, en un momento dado, cierra los ojos y desea desaparecer pero es reinvindicativa, reincidente y, tras ese halo oscuro en el que se oculta, reaparece crecida y esplendorosa.
Así es Qamar.

Obra de Liza Falzon, Meluseena.

Desde que Es, ha visto el nacer de las primeras estrellas, la formación de cientos de galaxias y sistemas, y cómo el firmamento no ha dejado de llenarse de luz. No ignora ser testigo de la desaparición de miles de seres que en su evolución dan paso a otros y con la inconsciencia del ser humano, fenecer por siempre y, por supuesto, fue consciente de la primera lágrima humana. La que le dolió.

Ella, que sigue siendo depositaria de tantos sueños, también desea cumplir el suyo. Ser Mujer. Hoy se viste con tul blanco y corona su cabellos plateados con toga de una noche estrella. En su inmensa sabiduría, ensalza el valor de ser quién es. Se sabe dadora de vida, de esperanza, de ilusión. Entre la desconocida fuerza de sus brazos, cabe todo un mundo de amor. De sus manos, hebras que cosen realidades y esfuerzos. Luchadora diaria. De sus pies se marcan huellas que firman senderos que otras antes abrieron con decisión y con garra entre la espesura de un bosque tallado por ignorancias y miedos que oscurecían con sus espinos de noes los brotes nuevos de hazañas. De su boca resurgen palabras llanas y humildes, llenas de acción y valor que hablan de convencimiento y posibilidad y se traducen en Verdad.
Y bajo el mando cálido de su sombra, no olvida que su otra mitad sigue siendo Qamar, la luna. Todas las lunas.

Obra realizada en metal por Displate?

A todas las lunas nos une algo muy especial: La condición de Mujer. Irrepetibles, únicas, exclusivas, diversas y plurales, sin credos y sin condiciones, de corazón y de alma, de piel. Luchadoras por igual, reivindicativas cada una a su manera.
Y hoy, 8 de marzo, es el Día Internacional de la Mujer, de todas nosotras. Las que un día fuimos niñas, y no lo olvidamos, y ahora somos mujeres.
Mitad Luna, mitad Mujer.

6 comentarios:

  1. Un acertado simbolismo femenino es la Luna y lo expresas de manera categórica que solo queda hacer eco de tus palabras y festejar a las mujeres en su día y cada día también. Feliz día Mi Estimada Magda.

    Beso dulce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La luna y la mujer siempre han sido una simbiosis perfecta.
      Muchas gracias, Mi Estimado Dulce.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Tan solo una palabra podría decir, porque tú las has dichos todas y muy bien dichas, nos elevas a una categoría mayor, somos tanto desde siempre, y ocultas desde siempre. Brillemos cada día, mi querida Mag... Excelso de Mujer.

    Mil besitos que te abracen con todo mi cariño y muy Feliz Día de la Mujer ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas tenemos muchos que decir y somos tanto que no siempre nos damos cuenta de ello. No siempre se dan cuenta de ello, tampoco.
      Un beso, Auro, y mil gracias.

      Eliminar
  3. Querida Qamar

    Poco puedo añadir. La luna nace y muere todos los días en la Tierra y cuando completa su ciclo lunar. Lo importante es que siempre renace.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras no se diga lo contrario, es infinita en su esencia
      Un besito, Ratoner :-)

      Eliminar

Quien escribe en el alma de un niño escribe para siempre.
-Antoine de Saint-Exupéry-
Gracias por disponer de un ratito y pararte aquí.