29 de abril de 2016

Lamín

Hoy os acerco a una palabra de mi tierra, Aragón.

Del verbo lamer viene del latín "lambĕre", verbo originado en una raíz indoeuropea *lab- (lamer o saborear) que también está en el vocablo lamprea, por ejemplo.

Se refiere a algo dulce, una golosina, un pastel, un caramelo, una chuchería, un bombón…, algo que es un manjar para el paladar, que se lame, se chupa y se degusta con deleite.

Por eso, a la abejita suelta que se adelanta a todas al olor de las flores que les agrada también se le llama laminera.
Y por extensión también se aplica a persona u objeto u otra comida que, sin ser un dulce, es una verdadera delicia para el paladar o para los ojos.

Vuelva, vuela la abejita, 
dulce néctar para ella, laminera la hace.

Ilustración de  Nicoletta Ceccoli

3 comentarios:

  1. Creo que esta es una publicación muy acertada para llegar a tu nuevo blog y proyecto. Primero decir que no me sorprende tu versatilidad en las letras y segundo desearte lo mejor con esta nueva idea. Y de Nicoletta Ceccoli me gusta mucho su arte.

    Besos de dulce, era que no ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podrías haber aparecido en otra. Muy ad hoc al caballero:-)
      Me alegra verte por esta nueva casa por donde espero verte de tanto en tanto o cuando gustes. Las puertas están abiertas, siempre.
      Y sí, esta chica es divina y muy dulce en su obra.

      Besitos.

      Eliminar
  2. Ay!! Me ha encantado, algo nuevo... ;)
    Qué bonitas las imágenes, mi Azul..

    Besos, y bonita semana... :***

    ResponderEliminar

Quien escribe en el alma de un niño escribe para siempre.
-Antoine de Saint-Exupéry-
Gracias por disponer de un ratito y pararte aquí.