Caracolas en las Nubes

3 de junio de 2016

Lola, la caracola

 Lola, la caracola, en la orilla del mar suspiraba
 a la luna en cada noche clara imploraba 
 serena que ser nube deseaba:
Nube blanca de lluvia, 
nube gris de tormenta, 
nube de algodón… 

Y la luna, conmovida por su pena, 
  al viento mentó y  el mar levantó. 
Y Lola, la caracola, ascendió 
y en una nube se posó… 
Llovió… y la nube lloró… 
y Lola, la caracola,  al mar cayó 
y cuenta se dio de que su nube en mar se volvió.

Lola, la caracola, de espuma se vistió
y la luna un secreto le otorgó:
Mujer de mar sería
en noches de luna llena.


Ilustración de Catrin Welz-Stein

4 comentarios:

  1. Me encanta esta historia, guarda secretamente un deseo... Al menos así me lo imagino o es lo que yo quiero que sea para mí.
    Me gustó mucho, Mag.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Deseos que se cumplen, yo conozco a una caracola así, por eso puedo decir que los deseos se cumplen.

    Beso dulce y dulce fin de semana para ti.

    ResponderEliminar
  3. A veces, no nos damos cuenta de que nuestros sueños ya están con nosotros y nos rodean; aunque puede que sea de otra forma.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias a tod@s. Os agradezco tanto la visita, las palabras, el cariño.
    Besos.

    ResponderEliminar

Quien escribe en el alma de un niño escribe para siempre.
-Antoine de Saint-Exupéry-
Gracias por disponer de un ratito y pararte aquí.