28 de junio de 2016

Trapisonda

o Trebisonda.

Tiene varios usos. Uno más real y el otro ya en desuso. Designa una bulla o riña con voces o acciones; coloquialmente, un embrollo (enredo, confusión); y como segunda acepción no catalogada ya, la agitación del mar, formada por olas pequeñas que se cruzan en diversos sentidos bajo el ulular del viento y cuyo ruido se oye a bastante distancia. 

En cuanto a su etimología, deriva de Trebisonda, según el diccionario de María Moliner. Nombre de una provincia del noroeste de Turquía con capital homónima a orillas del mar Negro. Hoy sería la zona de Trabzon. 
El Imperio de Trebisonda (aludido en novelas de caballerías e incluso en el propio Quijote, capítulo 1) existió en la Edad Media y ocupó un territorio interpuesto entre las rutas comerciales que conectaban Constantinopla e Irán, convirtiéndose en un foco continuo de conflictos entre bizantinos, turcos y mongoles.
Tal vez por ello sea la relación coloquial que se le confiere a bulla, riña, desorden, zalagarda, pendencia, confusión, embrollo..., et. entre dos o más personas, amén de sus acciones. 

Trebisonda había sido una ciudad originariamente fundada por los griegos allá por el siglo VIII a. C. Ellos la llamaron Τραπεζοῦς, lo que viene a significar algo así como ‘que está situada sobre una mesa –Tράπεζα–‘, probablemente por la forma de meseta del lugar donde se ubicó aquella antigua colonia que luego daría lugar a tanto conflicto.
Y ya veis que, a veces, es en las comidas y cenas familiares cuando se lía lo que no está escrito. 

Pero el significado que más me gusta es, precisamente, el que anda más en desuso. Es pura poesía.

Ilustración de Hannah Yata - Eclectix

6 comentarios:

  1. Estoy contigo, las trapisondas marinas nos más bonitas que las trapisondas humanas.

    ResponderEliminar
  2. Como digo en la entrada, es bonita hasta la definición.
    Qamarbesis :-)

    ResponderEliminar
  3. Sí que lo es, es pura poesía.
    Gracias, Mag por esta bonita historia.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Muy completa la definición. Me ha gustado mucho :)

    ResponderEliminar
  5. Me suena conocida, quizás por aquello de El Quijote ...

    Beso dulce.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta leerte... y aprender.

    Besotes hermosa.

    ResponderEliminar

Quien escribe en el alma de un niño escribe para siempre.
-Antoine de Saint-Exupéry-
Gracias por disponer de un ratito y pararte aquí.