Caracolas en las Nubes

Para un Universo Azul


Habitan aquí los nocuentos y las deshistorias pero bien podrían ser cuentos e historias porque contar, cuentan

Cuando Qamar susurra y se enreda.

Te escribo a ti con agradecimiento ya que has llegado hasta aquí y tu niño o niña interior ha dado un brinco y sonreído, y ha abierto sus alas de verdad descubriendo la sabiduría de su corazón.
Mi yo niña se siente contenta. Y, desde estas letras, te dibujo una caracola a la que puedes subir con toda la ilusión del mundo y viajar por este Universo Azul curioso y onírico, lleno de fantasía y realidad.
Bienvenido, bienvenida a bordo. Disfruta del viaje porque, ya sabes, que soñar es volar.
ɱâğ
[ɱâğade Qaɱar]

9 de mayo de 2020

El amor en primavera

No entiende de confinamientos. 
Vuela libre y anida entre las ramas, sin miedo.
Pocas veces se sentirán estos dos amantes tan libres como en esta ocasión.

Tengo la impresión de que son primerizos por cómo organizan el nido y dónde lo han colocado. Esta mañana, él intentaba cruzarse entre dos ramas con una ramita en el pico precisamente por dónde no cabía pero no se ha amedrentado. 
Se ha buscado la vida y ha encontrado camino.
No sé si veré, o veremos, el resultado de la crianza, porque igual cae el nido antes pero os he querido compartir este rato de cortejo, de compañía, de amor natural...

También os digo que no nos tienen miedo. Estamos a un palmo del árbol y ya veis que se pasean por la terraza como Pedro por su casa pese a haber alguien. No es que sean unos animales muy sanos para nosotros pero da cosita ver cómo se esfuerzan, cómo se protegen y se hacen arrumacos. 

El año pasado mi madre se crió a un gorrión sin llegar a tocarlo. Se quedó en la terraza porque no tenía fuerza para volar y la madre iba y venía sin ningún problema. Así que los dos estuvieron un tiempo por casa. Cuando aprendió a volar bien, siguió viniendo a beber agua en un catatico que le puso mi madre en una jardinera. A mi, a lo único que vienen, es a comerse los tallos tiernos de mis plantas y dejarme todas sus "regalitos" y alguna que otra riña entre ellos porque si algo son los gorriones, es escandalosos, peleones y descarados.

¿Sabíais que las palomas se unen de por vida al mismo macho? ¿Y que el macho defiende a su chica frente a cualquier otro machito que se quiera acercar?, ¿que coquetea con otras pero que siempre regresa a casa?, aunque a veces viene con el orgullo vencido.


(Imágenes del 7 de mayo)






Fotografías de mi propiedad
©ɱağ

5 comentarios:

  1. Alados visitantes que siempre disfrutan de la flora, aquí hay de esas palomas que se comen la comida del perro :) los zorzales muy pillos y huidizos o los gorriones numerosos. Pero los que más me gustan son los colibríes que rondan por el jardín. Bonitas fotos nos muestras.

    Beso dulce Mi Estimada Magda y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito lo que nos cuentas junto a esas fotografías llenas de color, Mag. Yo también suelo observar sus movimientos... la naturaleza es sabia y nos sorprende cómo actúan en los animales. Casi todos los veranos recojo crías de vencejo que han caído del nido por el calor... los alimento hasta que ya pueden volar. A todos les llamo "MIlÚ" jajaja, así que parece que siempre es el mismo cada año.

    Gracias por mostrarnos este rincóncito tan tuyo.

    MIl besitos con mucho cariño que te lleguen y feliz tarde ♥

    ResponderEliminar
  3. Me has hecho recordar a Laura... cuando al terminar la escuela se fue como tres meses a Buenos Aires, una mañana encontró un pichón de paloma caído del nido... digna nieta de su nonno lo recuperó sin tener en cuenta que al día siguiente viajaban todos de vacaciones a otra provincia, 700km en ómnibus... ningún problema, preparó una caja y se la llevó... la crío por esos tres meses en Buenos Aires y cuando llegó el momento de volver a Italia se la dejó a su nonno... hoy, cinco años después, la paloma todos los días aparece para comer.

    Besisssssssssssssssssssssssssssss!

    ResponderEliminar
  4. Qué maravilla las fotos! Qué plantas hermosas! A las palomas no les tengo mucho amor,pero,sí es verdad que por mi casa,que apenas tiene árboles, los pájaros han vuelto,los gorriones, los mirlos,cantan a pleno pulmón,sobre las antenas de las teles! es una maravilla que ha traído esta circunstancia tan penosa...
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias por comentarme, por acercaros una vez más hasta este Rincón Azul que forma parte de todos, por compartir y disfrutar de cada cosita que pongo. Agradezco con cariño el tiempo que me dedicáis.

    Las palomas son bonitas pero realmente traen muchas enfermedades. Tengo pájaros en casa y dan mucha alegría. Aquí, al ser una ciudad pequeña y rodeada de campos, la verdad es que los animales voladores rondan a sus anchas.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Escribir desde el alma del niño que habita dentro nuestro, es abrir las alas del adulto que somos.
Gracias por disponer de un ratito y pararte aquí.