29 de mayo de 2016

Amapola

Solo leerla ya se ve su reminiscencia árabe. Procede del mozárabe “habapaura”, una mutación del “papaver-eris” latín, tal vez, inducida por la homofonía semántica del árabe “habba”, es decir, gano de cereal o semilla de verdura.

La primera vez que se documenta este término fue en 1400, con hache aspirada, “hamapol”. Nebrija, un siglo más tarde, lo escribió también con la hache inspirada pero ya como lo conocemos ahora. Hamapola.

Luego tuvo diferentes variantes en función de las influencias dialéctias recibidas: Jamapola, mahapola, hanapoya…

Y, en mi tierra, ababol… que también sirve para decir de alguien que no tiene muchas luces.

Tú, sencilla y bonita...
Dulce y delicada de ojos azabache.
Y entre trigales verdes te cuelas sonrojada...
jugueteando con el viento tus falditas carmesíes. 
De ti se enamoran los sencillos de corazón.
Antes, fraile o monja, y ahora Amapola.

Ilustración de  Anne Soline

10 comentarios:

  1. Pues sí, me he parado y me ha gustado un montón.
    La ilustración de Anne es muy bonita. Felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo también grande para ti y mil gracias por pasarte por este Universo Azul.
      Espero verte y gracias de nuevo.
      Besos.

      Eliminar
  2. Qué bonito pasarse por aquí, leerte, disfrutar las hermosas ilustraciones y viajar contigo por este Universo Azul :)

    Besazos, Mag!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ivel guapa... ¡Siempre me alegra verte!
      Sea aquí o sea en otra parte.
      Un beso muy grande.
      Las ilustraciones son bonitas, sí es verdad.

      Eliminar
  3. Siempre se aprende algo más de la mano de tus letras y amenamente.

    Dulce beso para ti y dulce semana.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias. Me divierto haciéndolo y espero lo mismo de quien me lee. Si lo logro. ¡¡¡bien!!!
    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. "jugueteando con el viento tus falditas carmesíes"... Me parece una imagen tan adorable, como si tus versos, además de poema, también fueran un breve pero hermosísimo cuento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es que tienes imaginación y sientes las cosas más sencillas.
      Un beso enorme y mil gracias por pasarte y dejar tu tiempo y tus palabras.

      Eliminar
  6. Esta se me había escapado aunque te leí fuera de aquí...
    Cada cosa en su lugar... Y yo aquí disfrutando de tus letras y de tu espacio, Mag.
    La Amapola... Sencilla, bella y con una historia muy bonita.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Auro.
      Gracias por estar siempre.
      Eres un encanto.
      Besis.

      Eliminar

Quien escribe en el alma de un niño escribe para siempre.
-Antoine de Saint-Exupéry-
Gracias por disponer de un ratito y pararte aquí.