23 de mayo de 2016

Caleidoscopio

¿Quién no ha tenido uno en su vida? Es uno de los juguetes más enigmáticos, originales y sencillos del mundo pero con la mayor de las magias.

Del griego kalós, “bella”, éidos, “imagen” y scopéo, “observar”.

A más espejos, más fantasía. Pero el tradicional está formado por tres espejos enfrentados por su parte reflectante, ubicados en el interior de un tubo, en el que se depositan cristalitos de diferentes formas y colores, cuyas imágenes se ven por uno de los extremos.
A 45º de cada uno se generan ocho imágenes duplicadas. A 60º se observan seis duplicados y a 90º cuatro.

 El caleidoscopio moderno fue inventado en 1816 por el físico escocés David Brewster, quien tramitó la patente correspondiente en 1817 pero nunca gozó de una remuneración.

A veces, se le denomina teleidoscopio, pero nada tiene que ver el uno con el otro. En este último, las imágenes son exteriores para descomponerlas de forma caleidoscópica, por lo que podemos usarlo a modo de visor y podemos proyectar la imagen donde queramos.

Mi primer caleidoscopio me lo hizo mi padre y me duró muchos años. No obstante estaba hecho de un tubo de fontanería. Realmente en encantaba. Y lo mejor de todo, que solo mis ojos podían ver esa figura en ese instante y, seguramente, jamás volvería a verla de nuevo, pues evidente, al pasarlo a otra persona, el más mínimo movimiento, hacía que algún cristal se moviera.

Miro, y, ¿qué ven mis ojos? 
En distintas figuras y estrellas, 
Zafiros, rubíes, topacios y esmeraldas,
y diamantes, y amatistas, y perlas
y nácar, y todo, 
¡de repente! 
Y en cuanto la mano muevo, 
mis ojos ven algo nuevo.

Extracto del libro de Yakov Perelman, "Física recreativa I", 1936.

De la red

5 comentarios:

  1. Curiosidades de la vida y de la ciencia.
    Un bonito recuerdo sin duda, preciosa.

    Mil besitos, Mag.

    ResponderEliminar
  2. Pocos no habrán tenido o no habrán hecho su propio caleidoscopio, una experiencia visual, casi psicodélica :)

    Beso dulce para ti.

    ResponderEliminar
  3. De pequeño, tuve varios. Pero no sé dónde fueron a parar.

    Ahora, con la 'caja tonta' y 'teléfono tonto', la gente se pierde estos pequeños placeres.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por vuestra presencia y comentarios. Os lo agradezco sinceramente.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Quien escribe en el alma de un niño escribe para siempre.
-Antoine de Saint-Exupéry-
Gracias por disponer de un ratito y pararte aquí.