Caracolas en las Nubes

13 de octubre de 2016

Conjuros de alabastro


Ilustración de Anka Zhuravieva

Conjuros de gitanas, luz de luna, sombras y panderetas...
Niña luna, mujer blanca de pétalos de alabastro...
Escuchó la luna... Obedeció el conjuro:

Desposarás varón: cíngaro moreno de ojos y piel oliva.
Serás por siempre luna de sus ojos
pero no olvides, niña blanca, que de tus deseos nace deuda...
Luna menguante...
Luna plena...
Luna creciente...
Luna llena serás de medianoche eterna.

Honra de plata... En tus ojos se ahogará...
Y en un mundo de mentiras, el amor será la única verdad.
Y cuando las sombras pinten niebla
y la muerte asome las puntas de sus dedos,
no se apagarán las estrellas donde os amasteis.

Y serán danzas alrededor del fuego,
lumbres amarillas, rojas y azules...
El sonido del caldero...
Nacidos de la luna... Cielo azul... Tierra pagana.

Y deuda había... Deuda no vencida...
Nómadas y errante seréis.

Ilustración de Michael Parkes

Texto rescatado de mí baúl de los encantes.
19/febrero/2010

3 comentarios:

  1. Versar un cuento sobre la historia de estos nómadas. Lo veo precioso con su historia de amor entre lunas y panderetas, con su piel oliva y un conjuro que atrapa deudas.
    Mag, haces que sueñe cuando te leo así.
    Más que admirable, amiga mía.

    Mil besitos, preciosa.

    ResponderEliminar
  2. Siempre el amor supone un sacrificio mayor, como en tu cuento.

    Beso dulce Magda.

    ResponderEliminar
  3. Tus letras me llegaron, hay algo en ellas que no podría explicar ni poner en palabras... pero mehas tocado el alma...

    Un beso enorme hermosa.

    ResponderEliminar

Quien escribe en el alma de un niño escribe para siempre.
-Antoine de Saint-Exupéry-
Gracias por disponer de un ratito y pararte aquí.